LORENA COUTIÑO BOSCH Experta en Yoga
Experimenta el Yoga como herramienta que te ayuda a acercarte a tu verdadera esencia, llevando los beneficios de la práctica sobre la esterilla a la vida cotidiana.

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

captcha

FullSizeRender

29 Sep De vuelta de India… procesar y aplicar.

Volví de India ya hace 2 semanas, pero hasta ahora me puedo poner a compartir la experiencia. Quien haya estado en India sabe que la experiencia siempre es intensa. Muy gratificante, pero luego toma algunos días procesar y digerir lo vivido ahí. Aunque esta vez fui solamente por cuestiones de estudio y no me moví mucho de Chennai, el sólo estar ahí, interactuar con su cultura, moverse en el “caos”, confrontarse a través de todos los estímulos a uno mismo, hace que sea una experiencia que te mueve a varios niveles.

Mientras caminaba por la calle, de mi departamento a la escuela de Dr. NC con uno de mis compañeros, comentábamos como en la India a veces parece que “nada” funciona, pero a la vez “todo” funciona. Es una especie de caos organizado, en el que te ves obligado a fluir, o te quedas fuera. Nos vemos obligados a olvidarnos de como deberían de ser las cosas para vivirlas tal y como son, en el momento presente. Por ejemplo, en las calles parece que “casi” va a haber un accidente todo el tiempo, pero en las 3 veces que he ido a la India, nunca he visto un solo accidente. El aprendizaje, en este caso, es aprender a fluir en el movimiento, en el caos. Si lo pienso, también tenemos este caos en nuestra vida, sólo que se manifiesta de otra manera, pensamos que aquí las cosas funcionan mejor, que todo está más organizado y controlado, pero me pregunto si realmente es así, además de que aquí luchamos más con todo lo que no sucede como nos gustaría que sucediera, ahí simplemente se adaptan. Como otro ejemplo, si pides algo de comer y no lo tienen, te traen otra cosa sin decirte que no tienen lo que pediste! No dejas nunca de sorprenderte.

Anécdotas de la India tengo muchas, pero lo que realmente me gustaría compartir es lo vivido en el Internado en Yoga Vaidya Sala con Dr. NC, el cual ha marcado el final de mi formación de Yoga Terapia.

En 2 semanas de internado presenciamos 61 casos distintos. Vimos el proceso de realizar la consulta con la persona que viene buscando una práctica personalizada según un objetivo, dolencia y/o necesidades, el cómo estructurar la práctica tomando distintos elementos del Yoga como posturas, ejercicios de respiración-Pranayama, ejercicios de meditación, usos de mantras, visualizaciones, aplicación de la filosofía y psicología del Yoga. Mientras la persona espera para entrar, llena una forma. Con ella, entra a la consulta en donde se hace un diagnóstico de los objetivos a tratar según la demanda de la persona y lo que encontremos durante la consulta, a través de diálogo, observación, algunos movimientos, etc. tomando en cuenta todo el contexto de la persona: edad, a que se dedica, condición física y mental, hora del día que puede practicar Yoga, antecedentes médicos y familiares. Después se desarrolla en papel, que se llevará el alumno, una práctica y se le enseña para que la pueda hacer en su casa, por su cuenta, e irla revisando periódicamente.

Estas prácticas no solamente son para aliviar dolores o problemas actuales, restaurar el equilibrio después de algún problema, si no también de carácter preventivo. Prevenir aquellas cosas a las que tendríamos tendencia a desarrollar. Mantener un equilibrio físico y mental para vivir de la mejor forma posible.

Vimos casos de dolores de espalda, dolores de rodilla, problemas de movilidad en hombro, problemas de cuello, presión alta, problemas de circulación, migrañas, sobre peso, recuperación postparto, dificultad para quedar embarazada, embarazos, personas que querían un mejor rendimiento físico al entrenar o practicar algún deporte, ansiedad, insomnio, fibromialgia, problemas autoinmunes, recuperación post cáncer-quimioterapia, recuperación después de alguna cirugía, recuperación post infarto, controlar problemas de adicciones (comida, cigarro, alcohol), etc. etc. y de todas las edades. El más joven que vino a consulta en esas dos semanas era un niño de 12 años y el mayor tenia 80 y pico. ¡Para el Yoga no hay edad! El Yoga es para todos y se puede adaptar a cada caso, en beneficio de cada persona.

También presenciamos algunas sesiones de seguimiento en donde pudimos ver lo gratificante de este trabajo cuando nos contaban las personas de su mejoría, de como la práctica de yoga adquirida influencia en su calidad de vida.

Al final de lo que se trata, es de adquirir a través del Yoga, nuevos hábitos que nos ayuden a vivir mejor. Ahora toca poner todo lo aprendido y reflexionado en práctica.

No Comments

Post A Comment